Almudena Grandes o como faltar al respeto a la militancia de Izquierda Unida.

La compañera y
escritora Almudena Grandes que realiza una reflexión de aproximadamente un
minuto de duración todos los viernes en la Cadena Ser, esta semana ha
intervenido en el mismo espacio sin embargo el primer día de la semana,  lunes.
Curiosamente en el
lunes inmediatamente posterior a que Izquierda Unida decidiera su plancha
electoral para los próximos comicios al Parlamento Europeo y curiosamente para
desacreditar el listado de esta organización amiga. Es mera casualidad que esta
semana no pueda esperar al viernes para realizar su reflexión, supongo yo. Y
por supuesto los intereses de quienes mandan en Cadena Ser tampoco han tenido
nada que ver, supongo yo también.
Escucho con estupor
como Almudena entiende que se impone el «aparato» y reduce las
razones que han llevado a la confección de la lista a un insultante
«premio para los míos porque a los eurodiputados les queda una pensión
estupenda, los candidatos los pongo yo y el que se mueva no sale en la
foto». Es decir, los candidatos elegidos por IU son una especie de amigos
del aparato, a los que se ha premiado por no sé sabe que favores, con una
pensión maja a cambio de una tocada de ovarios/huevos en la cámara europea.
Se trataría de un
insulto gratuito y asqueroso contra IU y contra estas y estos compañeros
realizado con mucha mala leche en la cadena de radio con más audiencia del
Estado, destinado a dañar la imagen de una organización como Izquierda Unida.
Pero eso no es lo más grave para mí, acostumbrado a escuchar todo tipo de
«fuego amigo» hacia la formación en la que milito.
Lo más grave, lo más
terrible siempre es la mentira realizada para favorecer intereses particulares.
Hablando en plata; como los de mi agrado no han sido elegidos en los puestos
principales, habrá que decir públicamente que la elección ha sido impuesta (es
decir, no democrática) por un ser maligno y retorcido, en este caso el
«aparato».
La candidatura nunca
podrá ser del agrado al cien por cien de nadie, desde luego tampoco lo es de mi
agrado al cien por cien. ¿y qué? No estamos hablando de gustos personales, sino
de elegir entre todas y todos a un número limitado de personas que tendrán que
defender un programa político, que es lo verdaderamente importante, y de lo que
curiosamente no se acuerda Almudena en su reflexión de la Cadena Ser.
La señora Grandes no
cuenta como para la elección se han discutido cantidad de nombres de compañeras
y compañeros valiosos en su totalidad, como cada Federación ha propuesto
nombres de personas de todos los territorios, como cada sensibilidad o
corriente interna ha apostado por diferentes compañeras, como se han propuesto
nombres de activistas de movimientos sociales, sindicalistas o cargos públicos,
afiliados y no afiliados a IU.  No cuenta
como se ha trabajado para conseguir una candidatura unitaria con otras
organizaciones políticas que también proponían a sus propios compañeros, Anova,
CHA, ICV, Batzarre…
Y por supuesto no
cuenta que en esa lista electoral «del aparato» finalmente se
incluyen activistas sociales, sindicalistas y también compañeros de otras
organizaciones junto a los militantes de IU elegidos.
Es más, la señora
Almudena Grandes decide seguir mintiendo en su reflexión y contrapone unos
candidatos que en su imaginario solo parecen ser candidatos o políticos
«profesionales» frente a 
«esos activistas que se desloman,
trabajando como mulas, a favor de las causas justas que los candidatos se apresurarán
a usurpar, incluyéndolos en sus discursos como méritos propios». Ignorando
deliberadamente que muchos, por no decir la mayoría de quienes integran la
lista electoral de IU son también activistas que se desloman trabajando como
mulas a favor de las causas justas. Y que por lo tanto no necesitan usurpar
nada a nadie.
Algunos estamos muy
cansados de escuchar a quienes consideran a los y las militantes de IU como
«Políticos» y a los que no tienen carné de la organización como
«activistas». La mayoría de militantes de IU nos pasamos la vida
participando en movimientos sociales, sindicatos, mareas, marchas, plataformas
de todo tipo etc…  Somos parte de lo
que se mueve contra este sistema, somos parte de las mil y un luchas que se
desarrollan en todo el estado y no somos más activistas que el resto, pero
tampoco menos.
Y lo que me supera, es
que estas reflexiones sobre imposiciones de «aparatos» los haga quién
hace algo más de un año, permitió que su rostro fuera incluido como apoyo en
las papeletas electorales de una formación con la que Izquierda Unida en
Euskadi había tenido que romper tras conocerse que sus dirigentes pedían al PNV
puestos a dedo en empresas públicas a cambio de apoyarles en las Juntas de
Alava. Pero eso, no es aparato.
No se confunda usted,
Almudena Grandes. Y sobre todo no confunda a la gente, entre los ocho primeros
puestos de la lista de IU a las europeas, solo hay  cuatro militantes de IU; Willy Meller, Javier
Couso, Marina Albiol y Angela Vallina. Quienes al igual que el resto de integrantes
de la lista como la compañera  Lara
Hernández  o mi compañero en Euskadi
Iñigo Martínez distan mucho de ser lo que usted ha descrito como
«aparato» y están mucho más cerca de lo que usted describe como
«activistas».
Yo votaré por Izquierda
Unida, carajo.
Cayo Lara junto a Candidatos IU a las elecciones Europeas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.