El Gobierno Vasco no está del lado de la clase trabajadora.

La crisis y las políticas que se vienen ejecutando han dado paso a un cambio dramático en la sociedad vasca hasta el punto de haber normalizado aquello de que por primera vez en décadas nuestros hijos van a vivir peor que nosotros.

Desde luego nosotras no nos resignamos a aceptar esta realidad, que ni reconoce ni va a reconocer el actual Gobierno Vasco. Los giños hechos el Lehendakari a la coalición Elkarrekin Podemos (Podemos / Ezker Anitza-IU / Equo-Berdeak ) contrastan con la acción de su gobierno.

Las palabras han de constrastarse con los hechos, y las políticas realizadas estos años por el Gobierno Vasco no solo no han combatido las consecuencias de la crisis sino que han afianzado un nuevo modelo de sociedad más injusto y más desigual.

La mayoría ha sido obligada ha sufrir un empeoramiento de sus condiciones materiales de vida para garantizar el aumento de las tasas de beneficio del capital y el cómodo modo de vida de quienes ostentan el poder económico. 

El modelo de este gobierno está basado en la lógica del mercado capitalista, una lógica absolutamente incompatible con cualquier modelo basasdo en una justa distribución de la riqueza. A este gobierno no le preocupa lo más mínimo que durante toda la legislatura las rentas de los capitalistas en Euskadi hayan aumentado groseramente su diferencia respecto a las rentas de los trabajadores y sobre todo de las trabajadoras. En un país dondela brecha salarial se ha convertido en seña de identidad.

De hecho la política fiscal aplicada en Euskadi, producto de un acuerdo  a tres bandas entre el PNV, el PSE y el PP, ha ayudado a incrementar estas diferencias. Los salarios han perdido diez puntos de poder adquisitivo en la última década en medio de una competición por bajar los impuestos a empresas con beneficios. Luego se dice que no hay dinero para las desmesuradas peticiones presupuestarias en servicios públicos que proponen esos locos comunistas de Ezker Anitza-IU.

Pero por supuesto el Gobierno no quiere ni oir hablar de un acuerdo con Elkarrekin Podemos en materia fiscal. Han venido rechazando hablar con nosotros de una cuestión tan importante como esta con diferentes excusas sin fundamento. Así hemos visto como acordaban la política fiscal con el PP en el marco de negociaciones presupuestarias después de decirnos a nosotros año tras año que no podemos mezclar fiscalidad y presupuestos.

Se trata de un ejercicio de hipocresía y doble vara de medir por una única razón, el modelo del PNV siempre estuvo más cerca del del PP que del que defiende nuestra coalición. El modelo del Gobierno Vasco, se basa en la entrega a empresas privadas de la gestión de los servicios públicos. Llaman gestión público privada a la entrega de lo público a manos de contratistas cuyo único objetivo es obtener beneficio a costa de las necesidades de la gente y de la explotación indecente de sus trabajadores.

La extensión del empleo precario en un país donde la media de los alquileres se acerca a los 1100 euros está machacando a la sociedad vasca, y de manera particular a la juventud. Y a lo largo de la legislatura el gobierno no ha planteado medidas eficaces para hacer frente a  esta situación. El gobierno se ha limitado a hacer propaganda y a revisar algunos miles de contratos de trabajo que ya sabía fraudulentos y sobre los que se miraba hacia otro lado.

Desgraciadamente hoy en día en Euskadise puede tener un contrato de trabajo totalmente legal mientras las condiciones de ese trabajo no solo son precarias sino ilegales. Y contra eso no se han tomado medidas por parte de este gobierno.

La actuación del conjunto del Gobierno Vaco siempre ha mirado más por los intereses de la gran patronal que por los de la clase trabajadora. El Lehendakari Urkullu reconoció como un error de su gobierno e incluso asumió la responsabilidad, por haber firmado un acuerdo en materia de empleo con la patronal sin haber siquiera hablado con ningún sindicato. Y nosotros reconocemos el valor de quien admite errores, pero aquel capitulo evidencio claramente hacía donde mira el Gobierno, evidencio con quienes cuenta y con quienes no cuenta para hacer políticas públicas.

Es evidente que el Gobierno Vasco no cuenta con las y los trabajadores vascos, es evidente que no cuenta con la mayoría social del país, y es evidente que no quieren contar con Elkarrekin Podemos porque no comparten nuestras políticas y nuestras propuestas, que si miran con fuerza y determinación a esa mayoría trabajadora y vulnerable que peor lo tiene en esta sociedad injusta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.